Cuando nos referimos a la siempre popular búsqueda de ver y apreciar peces coloridos, a menudo surge la pregunta sobre cómo mantener o aumentar ese aspecto. Hay algunos puntos importantes que se deben tener en cuenta al evaluar la coloración de un pez, el primero de los cuales es que si usted se hace esa pregunta, tal vez sienta que hay espacio para mejorar la coloración.

Antes de que exploremos el asunto del alimento, es importante reconocer que existen varios factores clave que pueden tener un impacto significativo sobre el grado de coloración de un pez, como la iluminación, la calidad del agua, las otras especies presentes en la pecera, etc.

Las ventajas de un alimento que resalta el color

Lo que el color de un pez hace notar es, básicamente, la fuente de carotenoides o pigmentos que consume. En la naturaleza, los pigmentos se ingieren, por lo general, a través de fuentes proteínicas como los invertebrados. En el acuario, las dietas comerciales ofrecen una amplísima variedad de fuentes de ingredientes para realzar el color, como los que tienen su origen en diversas plantas terrestres. Para que un pez pueda aprovecharlos, los pigmentos tienen que estar en una forma biodisponible. Comercialmente, esto se logra mediante un procesamiento específico; en la naturaleza, un pigmento se vuelve biodisponible cuando ha sido consumido por otros organismos y ha comenzado a subir en la cadena alimenticia, hacia los peces y más allá

Pigmentos rojos

Los pigmentos rojos y rosados en los peces se realzan o ponen de relieve mediante el consumo de invertebrados, como camarones y krill. El salmón y la trucha tienen una carne de color naranja rojizo. Los camarones y krill que consumen contienen grandes reservas de la forma biodisponible natural de un pigmento conocido como astaxantina. Este pigmento va subiendo en la cadena alimenticia luego que el krill o el camarón consumen las microalgas que contienen dosis concentradas de este potente carotenoide. Este valioso pigmento se vuelve biodisponible para los peces solo después de haber avanzado por la cadena alimenticia y que lo puedan consumir a través del krill o el camarón.

Este mismo pigmento también pondrá de manifiesto los tintes rojos y otros colores asociados en otras especies de peces. Fluval Bug Bites Color Enhancing Formula incluye porcentajes generosos de salmón y camarón para un desarrollo eficaz de la pigmentación roja en peces.

Pigmentos amarillos y naranjas

Este color puede acentuarse en peces cuando los carotenoides hallados en extractos de pétalos de caléndula se incluyen en una formulación de realce de color. De hecho, esto es lo que usa Fluval Bug Bites Color Enhancing Formula para fortalecer diversos tonos de amarillo y naranja en peces. El carotenoide que se encuentra en los pétalos de caléndula es luteína, una xantófila, uno de los 600 carotenoides naturales que son sintetizados solo por plantas. Este pigmento, como muchos otros, tiene muy fuertes propiedades antioxidantes, lo que lo hace más beneficiosos para los peces.

Pigmentos azules y verdes

Las algas espirulina contienen un pigmento-proteína fotosintético exclusivo, conocido como ficocianina. En realidad, es un pigmento adicional a la clorofila. Este pigmento-proteína poderoso, no disponible en otras algas o plantas terrestres, ayuda a mantener un nivel óptimo de las funciones renal y hepática, al tiempo que fortalece la piel y las aletas de los peces. Entre los beneficios para los peces, como una tasa de crecimiento mejorada, tasas de supervivencia de alevines, reducción de obesidad y mucho más, este pigmento-proteína único y sorprendente también realza la coloración azul y verde de los peces.

Volviendo a nuestra pregunta, ¿las formulaciones para realzar el color funcionan? Sin lugar a dudas, y cuando la formulación es correcta, contribuyen a una buena salud de los peces, con un sistema inmune fuerte y una hermosa coloración.